Machismo y mujer, suena contradictorio ¿verdad?. Sin embargo desgraciadamente no lo es. Muchas mujeres ayudan, defienden, y soportan ciertas actitudes que las minimizan, que las colocan en una situación de debilidad, que promueven una  “diferencia” del sexo masculino….

Disfrazado de superioridad o de demostración de afecto, no permitimos que nuestros hombres ayuden en la tareas del hogar… ¡reconócelo! Si lo vemos por fin planchando su camisa, somos las primeras en decirle “deja ahí amor, que yo lo hago”.  O me dirás que es él quien llama al plomero o pide el gas? ¿Alguna vez ha llamado al colegio para justificar una ausencia de tu hijo? … La carga es terriblemente desigual, y por desgracia mucho más pesada para las mujeres. El hecho de ser una mujer trabajadora no la exime de ser las principales responsables del funcionamiento de hogar, y … ¿de quien es la culpa?

Pero las diferencias no se quedan ahí, continuamente podemos escuchar comentarios discriminatorios a mujeres que rechazan estas diferencias, a una mujer se le condena si demuestra su gusto por el sexo, cuando en un hombre “no es tan mal visto” ¿y quienes son las principales críticas? ¡Otras mujeres!. De no creer, pero he escuchado comentarios como: mira que arrugada trae la camisa el licenciado, ¡que mala mujer tiene!... y yo me pregunto ¿el licenciado es manco?... pero adivinen de quien provenía semejante comentario… ¡adivinaron! ¡De una mujer!

De lo que se trata es de ser equitativos, con roles diferentes y complementarios, es innegable que somos distintos, pero ninguna de esta diferencias implica una superioridad de un sexo o de otro. Si tu marido trabaja todo el día, es lindo esperarlo bonita y con la sopa caliente, pero si tu también trabajas, entonces podrían dividirse las tareas del hogar. Yo se que muchas lo hacemos por demostrar nuestro afecto, pero para que una relación funcione, estas demostraciones deben ser ambas vías ¿o acaso no te encantaría que preparara el desayuno del sábado?

Si descubres en otras mujeres actitudes propias del sexo masculino, como hablar abiertamente de su sexualidad, ser infiel, tener varias parejas, mejor resérvate tus comentarios, por muy sabroso que este el chisme, la infidelidad es igual de condenable en cualquiera de los dos sexos…  la forma o la frecuencia en que cada quien ejerza su sexualidad es una decisión personal y cada una con consecuencias, que serán ellos mismos los que tendrán que afrontarlas…

Debemos comprender que el machismo masculino no va a terminar, si no aniquilamos primero al machismo femenino, o me negaras que somos las principales responsables de la educación de nuestros hijos varones, y ¿Qué decir del ejemplo que le das?  Como enseñarle el respeto por las mujeres si en su casa se percibe todo lo contrario, si tu misma permites y fomentas la marcada diferencia entre mamá y papá, si bien es cierto que cada uno tienes sus roles dentro de la organización familiar eso no le da derecho a tu pareja a dirigirse sin respeto a ti, ni a ti tampoco, a instalarte en el papel de victima y permitirlo… ¡Momento! No es una guerra de sexos los que propongo! En definitiva, mi intención es el respeto mutuo, el amor correspondido, que seas su media naranja… no la cáscara!... Debemos aprender que somos tan diferentes como iguales, tan complementarios como independientes, entonces...

Mujer, respétate, amate, respeta a tu genero, siéntete orgullosa … el regalo más hermoso que la vida te puede dar … ¡es ser mujer!... ¿o no?